ROCK CHICK MANIFESTO Español

Joan Jett

El mundo del rock and roll es grande y dentro de él existen varios sub-mundos, algunos más glamorosos que otros. Está el mundo de los músicos, el de los roadies, los sellos discográficos, los productores y los fans.

Una rock chick es una chica (generalmente muy glamorosa :D) que es fanática del rock. Las rock chicks aman la música, aman los conciertos, las fiestas; aman a los rockeros; les encanta el animal print, los abrigos de piel falsa y el cuero negro. Pero más importante que todo eso: se aman a sí mismas. Por lo mismo, una rock chick no es una groupies. No somos propiedad del cantante o el guitarrista de Poison y no somos intercambiables por otra chica que pertenece al ‘harem’ de otra banda. No vamos a hacer nada que consideremos en contra de nuestros principios solamente para acostarnos con una estrella de rock. Y si no les gusta, no nos importa, aunque seas Axl Rose o Ville Valo.

Últimamente, hemos visto un auge del especímen rock chick, pero la verdad es que no hay receta para ser y vestirte como tal. Podemos aprender mucho de nuestras musas del rock, pero lo más importante es encontrar nuestra propia manera de expresarnos, de vestirnos, de interpretar la música; encontrar nuestro propio estilo, lo que es algo que toma un poco de tiempo. Hay que tener paciencia.

Pero ¿qué es primero, el look o la música? Probablemente la música porque si no entiendes el rock and roll, es difícil que comprendas la actitud que siempre debe acompañar a una rock chick.  Una vez entendido  eso, se trata de un feedback constante. La música inspira nuestro look y al revés.

Hemos llegado a una era en la que escuchar rock y metal no significa que nos vistamos como chicos y de ninguna manera significa que usaremos un uniforme de polera negra de bandas para que todo el mundo sepa que somos rockeras. No nos interesa que el mundo sepa o no que somos rockeras y no nos importa tampoco lo que digan los rockeros más ortodoxos. Usamos lo que queremos y creemos que el cuidar tu imagen y look no significa que no haya rock.

De hecho, es por eso que el rock está tan ligado a la moda. El rock fue el primer estilo musical popular contemporáneo que unió y definió a toda una generación en los 50s, 60s y 70s. El rock and roll comunica y a pesar de lo que muchos digan, la forma en que te vistes también comunica (nop, Miranda Presley no estaba bromeando cuando dice eso en The Devil Wears Prada).

En los 70s , la extravagante ropa de David Bowie eran un complemento para su música teatral y esquizofrénica. El alfiler de gancho se volvió un ícono punk no sólo porque fue usado por importantes personajes como Johnny Rotten o Richard Hell, sino porque era un elemento práctico que servía para juntar ropa hecha con retazos, algo característico del punk, representando una filosofía, una época y un estilo; la vistoza y femenina ropa usada por las bandas de glam metal en los 80s fue una respuesta a la rudeza del punk y a la simpleza del look heavy metal de la época; Luego, en los 90s, el look básico y descuidado del grunge también fue coherente con una ideología y una reacción a los excesos del glam metal.

Desde el principio del rock and roll, las rock chicks han existido, en algunas décadas destacaron más que en otras. Pero siempre le mostraron al mundo que las chicas son fuertes y pueden rockear incluso más que los hombres. Wanda Jackson , la reina del rockabilly lo  hizo, tal como Janis Joplin, Debbie Harry, Joan Jett, Lita Ford, Doro Pesch, Kim Gordon, Alanis Morrissette, Karen O y muchas, muchas otras. Ellas son la prueba de nuestro legado, de que existe una dinastía por continuar.

No es fácil ser una rock chick. Te vas a sentir incomprendida y vas a tener que lidiar con mucha gente tratándote como bicho raro. Muchas veces, vas a tener que levantarte y defenderte sola. Pero en verdad, vale la pena: sentir que se te eriza la piel cuando escuchas ese tema o ves a esa banda en vivo no tiene precio.

Hay una palabra clave en el Rock and roll y es libertad. No hay nada más rock and roll que vivir como tú quieres y que no te importe lo que otros digan con tal de tú ser feliz. Esa es la llave maestra para ser una rock chick. Es un 80% de actitud y un 20% de look.

Así que, lo más importante es recordar que la belleza va directamente ligada a la actitud y que hay algo que una rock chick nunca traiciona: ser honesta consigo misma  y nunca olvidar quién eres.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s